Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario TERAPIA DE PAREJA COGNITIVO CONDUCTUAL: EVALUACIÓN




TERAPIA DE PAREJA COGNITIVO CONDUCTUAL: EVALUACIÓN


La terapia cognitivo conductual parte del análisis funcional de las conductas problemáticas. Se trata de, considerando el motivo de consulta, determinar las conductas problema para establecer el programa de tratamiento.

La evaluación tiene como objetivo descubrir cuales son las áreas de conflicto y la forma en que estos se dan, detectando las conductas, las cogniciones y las emociones envueltas.

En el Centro Beatriz nuestro punto de partida es determinar cuál es el punto de partida en la calidad de la relación cuando acude a consulta, para lo cual solemos utilizar los cuestionarios de propósito general:

·         La Escala de Ajuste Marital (Locke y Wallace, 1959)

·         La Escala de Ajuste Diádico (Spanier, 1976).

Son escalas que distinguen entre parejas conflictivas o no y sirven para poder ir evaluando el progreso en la terapia

Posteriormente la evaluación puede continuar con una visión general del problema que trae a la pareja a la consulta para lo que la psicóloga se plantea una serie de preguntas de tipo general:

·         ¿Cómo está de afectada la pareja?

·         ¿Cuáles son los elementos que los dividen?

·         ¿Cómo se manifiestan estos elementos en la relación?

·         ¿Cuál es el compromiso de la pareja con la relación?

·         ¿Cuáles son las fortalezas que hacen que se mantengan juntos?

·         ¿Cómo les puede ayudar el tratamiento?

Siguiendo las indicaciones de Birchler, Doumas y Fals-Stewart (1999) las áreas que consideramos para evaluar los problemas conyugales durante la evaluación son las siguientes:

a)    Carácter. Hay que detectar si existe alguna psicopatología en los miembros individuales y ver si hay que tratarla y si se hace por medio de la terapia de pareja o individualmente.     Contexto cultural y social. Incluyendo los aspectos religiosos, étnicos y de las familias de origen, que puedan originar problemas dentro de la pareja.

b)   Contrato, incluyendo las expectativas implícitas que tienen los cónyuges sobre la relación y que pueden ser inalcanzables o disfuncionales.

c)    Compromiso

d)   Cuidado. Sobre todo, el intercambio de conductas positivas.

e)     Comunicación para detectar alguno de los problemas o falta de habilidades que se han mencionado.

f)     Capacidad para resolver problemas, teniendo en cuenta las relaciones de poder y dominancia que se han establecido en la pareja.

g)   La pasión. En la pasión hay que incluir la conducta sexual, no solamente si hay problemas, sino si es frecuente y variada, se pueden utilizar alguno de los cuestionarios sobre conducta sexual existentes (Cáceres, 1996)

h)   El apego. La evaluación de las conductas de apego incluye las aprendidas en la familia de origen y las expectativas que tienen respecto a la pareja, hay que evaluar de forma general el interés que tienen en mantener las relaciones con los padres y el afecto que se sienten por ellos, la búsqueda de ayuda en situaciones estresantes y la satisfacción que se encuentra en el auxilio obtenido.

i)     La intimidad.

Con estos elementos de evaluación y partiendo siempre de las peticiones concretas de los pacientes, se da una explicación de donde está el problema y cuál puede ser el camino hacia la solución. Hay que tener en cuenta que la devolución de una evaluación es de alguna manera una intervención puesto que se actúa sobre las expectativas de solución y de continuidad de la relación, y se pueden afianzar atribuciones que dificulten la intervención posterior.

Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.es/



Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario ACT: Procesos esenciales

Psicóloga Vecindario DEPRESIÓN Prevención de la distimia