Ir al contenido principal

Psicologa infantil Vecindario MALTRATO PSICOLÓGICO Y ABANDONO AFECTIVO

 

Dificultad socialinfantojuvenil por abandono afectivo



La dificultad social infantojuvenil puede originarse por la existencia de múltiples y variados desencadenantes. No obstante, la dificultad social infantojuvenil por abandono afectivo solo tiene un detonante: la falta de cobertura de las necesidades afectivas del niño, adolescente y joven.

Desde el ámbito académico y los Servicios Sociales se reconoce que la dificultad social por abandono afectivo se origina por una inexistente, inadecuada o inoportuna atención a las necesidades emocionales del menor. Estos detonantes, siendo preocupantes, por sí solos no originan una situación de dificultad social. Tienen que contar con otros agravantes. Uno de ellos es su cronicidad. Es decir, un hecho puntual de desatención afectiva no origina dificultad social por abandono afectivo. Para que esta se origine, la carencia afectiva debe producirse de manera reiterada y ser mantenida en el tiempo. Por ejemplo, cuando el nacimiento de un nuevo hermano viene acompañado de una inadecuada atención afectiva al niño, no da lugar a dificultas social si dicha situación, transcurre en un período de tiempo normal de reajuste familiar a los nuevos cambios dados en la familia. Pero si los padres por motivos de estrés u otros, desatienden las necesidades afectivas del niño sin prestarle la debida atención, entonces dicha cronicidad, sí puede dar lugar a una situación de dificultad social por abandono afectivo ya que la carencia afectiva se estaría dando de manera reiterada y mantenida en el tiempo.

El abandono afectivo puede tomar dos morfologías que se corresponden con la voluntariedad del hecho o la no consciencia del mismo. Cuando se realiza de forma consciente, voluntaria y prolongada se denomina abandono afectivo activo, mientras que, si la misma carencia se mantiene en el tiempo, pero se realiza de forma inconsciente o involuntariamente recibe el nombre y consideración de abandono afectivo pasivo.

Con independencia de la forma adquirida, el abandono afectivo constituye un tipo de maltrato y violencia hacia el menor que perjudica u bienestar personal e incide en su desarrollo de adulto. Numerosos problemas psicopatológicos en la niñez, adolescencia y vida adulta han sido relacionados con la carencia, pérdida o deficiencias de las figuras de apego. Igualmente, esta carencia infantil puede desembocar en la etapa adulta en depresión, suicidio, neurosis y duelos patológicos (Parkes y Hinde, 1982).

Un entorno funcional familiar requiere de afecto, normas adecuadas y consensuadas donde prime el diálogo en lugar del castigo. Un estilo parental educativo permisivo es tan perjudicial como uno hostil y dominante donde predomine el castigo. Ambos tienen consecuencias negativas en el desarrollo integral del menor.


 RESERVA ONLINE👍 

ATENCIÓN PSICOLÓGICA A NIÑOS, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 50 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.es/

 


Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario ACT: Procesos esenciales

psicologa vecindario FACTORES QUE AFECTAN AL BIENESTAR

Psicóloga Vecindario DEPRESIÓN Prevención de la distimia