Ir al contenido principal

psicologavecindariomariajesus TRASTORNO POR USO DE ANSIOLÍTICOS/HIPNÓTICOS MÁS TRASTORNOS DE ANSIEDAD

 



Los inhibidores de recaptación de serotonina (ISRS) o también de serotonina y noradrenalina (ISRSN) -y no las BZD- son los fármacos más indicados para el tratamiento de los trastornos de ansiedad tales como ansiedad generalizada, crisis de angustia, fobia social y trastorno obsesivo compulsivo. En todo caso las BZD se pueden utilizar sólo los primeros días de tratamiento con ISRS o ISRSN, pero retirándolas pocos días después y evitando prolongar su tratamiento (Dell Osso y cols., 2015)

Con frecuencia, las medicaciones prescritas a pacientes mayores para los trastornos de ansiedad son bastante inapropiadas. En un estudio efectuado en Alemania, con pacientes que padecían un TAG, un 23% fueron tratados con BZD de duración prolongada, otro 10% con BZD de corta duración y otro 12% con antidepresivos tricíclicos, considerados todos ellos como fármacos inapropiados para personas ancianas (Berger y cols., 2009)

En el trastorno de pánico, el tratamiento prolongado con BZD puede llevar a la adicción y a un síndrome de abstinencia. Además, el trastorno de pánico se asocia con frecuencia a un trastorno depresivo comórbido que no responde al tratamiento con BZD, sino que requiere antidepresivos del tipo ISRS, los cuales tiene un menor riesgo de sobredosis y de adicción, aunque una retirada brusca puede provocar un síndrome de discontinuación que puede cursar con mareo, náuseas, letargia y cefalea (Dell Osso y cols., 2015)

En un estudio efectuado en 1894 personas jóvenes que presentaban un trastorno de ansiedad -en Filadelfia-, los que presentaban además un trastorno comórbido de personalidad son los que más prescripciones recibieron y también más abusaron de las BZD, lo cual pone en duda la utilidad de las BZD en personas que presentan un trastorno de personalidad (Kasteenpohja y cols., 2016)

Con frecuencia se prescriben ansiolíticos para el tratamiento de la abstinencia del alcohol, pero la auto-medicación de la ansiedad, tanto con alcohol como con BZD, contribuyen al desarrollo de la adicción.

El consumo de BZD puede interferir en la atención, memoria, aprendizaje; por tanto, puede disminuir el rendimiento terapéutico de la psicoterapia. Se ha comprobado que:

·         Los pacientes que padecen un TEPT y han tomado BZD presentan un menor efecto de mantenimiento de beneficios de la psicoterapia, una vez finalizado el tratamiento (Rosen y cols., 2013).

·         Añadir una BZD no produce mayores tasas de remisión o “curación”, aunque el paciente puede tener la sensación subjetiva de que sus síntomas mejoran (Dell Osso y cols., 2015).

·         Su efecto sedativo puede interferir en los procesos de extinción, posiblemente debido a una reducción del “arousal”, la noradrenalina y los glucocorticoides, los cuales participan en los procesos de extinción del condicionamiento (Singewald y cols., 2015)


Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.es/


Comentarios

Entradas populares

psicologa vecindario FACTORES QUE AFECTAN AL BIENESTAR

Psicóloga Vecindario TRASTORNO BIPOLAR