Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario ADICCIÓN ALCOHOL TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL Características diagnósticas

 


CARACTERÍSTICAS DIAGNÓSTICAS DEL TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL (DSM-V)

El trastorno por consumo de alcohol se define como una agrupación de síntomas comportamentales y físicos, entre los que están:

·         La abstinencia

·         La tolerancia

·         El deseo intenso de consumo

La abstinencia de alcohol se caracteriza por síntomas que se desarrollan entre 4 y 12 horas después de la reducción del consumo, tras la ingesta de alcohol de forma prolongada e intensa. Como la abstinencia de alcohol puede ser muy desagradable, las personas pueden seguir consumiendo a pesar de las consecuencias adversas, sobre todo para evitar o aliviar los síntomas de abstinencia. Algunos de estos síntomas (p.ej., alteraciones del sueño) pueden perdurar durante meses a baja intensidad y conllevar una recaída. Una vez que se desarrolla un patrón repetitivo e intenso de consumo pueden emplear gran cantidad de tiempo en obtener y consumir bebidas alcohólicas.

El deseo intenso de consumo de alcohol se evidencia por una gran urgencia o necesidad de beber que dificulta el pensamiento de cualquier otra cosa y que suele desembocar en el comienzo de la ingesta.

Los rendimientos académico y laboral pueden deteriorarse por los efectos tras el consumo o por las intoxicaciones tanto en los lugares de trabajo como de estudio, puede descuidarse tanto el cuidado de los hijos como las responsabilidades domésticas, y suele ser habitual el absentismo académico y laboral. La persona podría consumir alcohol incluso en circunstancias peligrosas (p.ej., conducir un coche, nadar y operar una máquina).

Finalmente, las personas con trastorno de consumo de alcohol pueden continuar con el consumo a pesar de que saben que dicho comportamiento les ocasiona problemas físicos significativos (p.ej. amnesia, afección hepática), psicológicos (p.ej., depresión), sociales o interpersonales (p.ej., discusiones violentas con la pareja, abuso infantil).

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

Suele asociarse a los mismos problemas que aparecen con el consumo de otras sustancias (p.ej., cannabis, cocaína, heroína, anfetaminas, sedantes, hipnóticos o los ansiolíticos)

Se puede consumir alcohol para aliviar los efectos indeseados de otras sustancias o para sustituir a éstas si no están disponibles. Algunos síntomas, como los problemas de conducta, la depresión, la ansiedad y el insomnio, suelen acompañar el consumo abusivo, y en ocasiones pueden precederlo.

La ingesta repetida de altas dosis de alcohol puede afectar a casi todos los síntomas orgánicos especialmente el tracto gastrointestinal, el sistema cardiovascular y los sistemas nerviosos central y periférico. Los efectos gastrointestinales son la gastritis, las úlceras estomacales o duodenales y, en aproximadamente un 15% de las personas con consumo grave, la cirrosis hepática y/o la pancreatitis. También presentan un riesgo incrementado de cáncer de esófago, de estómago y de otras partes del tracto gastrointestinal. Una de las afecciones asociada con mayor frecuencia es la hipertensión de bajo grado. La cardiomiopatía y otras miopatías son menos frecuentes, pero pueden aparecer en los grandes consumidores. Estos factores, junto con el incremento de los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL, contribuyen a elevar el riesgo de afección cardíaca. La neuropatía periférica puede manifestarse como debilidad muscular, parestesias y disminución de la sensibilidad periférica. Entre los efectos del SNC se encuentran los déficits cognitivos, la amnesia grave y los cambios degenerativos del cerebro. Estos efectos se relacionan directamente con el alcohol, con los traumatismos y con las deficiencias de vitaminas (particularmente de las victimas del grupo B, incluyendo la tiamina). Un efecto poco frecuente, aunque devastador, del SNC es el trastorno amnésico persistente inducido por el alcohol o síndrome Wernicke-Korsakoff, en el que se daña gravemente la capacidad de codificar nueva información.

El trastorno por consumo de alcohol es un factor importante para el riesgo de suicidio durante la intoxicación grave y en el contexto de un trastorno depresivo inducido por el alcohol. También existe una tasa elevada de comportamientos suicidas y de suicidios consumados en las personas con este trastorno.

 

 

Psicóloga en Vecindario

MARÍA JESÚS SUÁREZ DUQUE

Tf 630723090

RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA INFANTIL, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA DE FAMILIA

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/  

Comentarios

Entradas populares

TRASTORNO POR CONSUMO DE TABACO

Psicologa Vecindario TRASTORNO DE PERSONALIDAD NARCISISTA