Ir al contenido principal

Psicologa Vecindario APEGO: maternidad, maternaje y maternalización

 


MATERNIDAD, MATERNAJE y MATERNALIZACIÓN

 MATERNIDAD

El concepto de maternidad puede ser entendido como un fenómeno que excede al hecho biológico; pues, al ser un proceso evolutivo y vital del desarrollo, tanto biológico como psicológico de la mujer, puede verse como una fase de su desarrollo psicoafectivo, que adquiere significados culturales, sociales y psicológicos, caracterizados por su contexto histórico (Oiberman, 2004).

Dentro de este concepto se comprende el embarazo, parto y puerperio, así como, también, procesos del desarrollo vital, como: pubertad, fecundación, parto, lactancia, crianza, educación y separación (Ibíd.).

Oiberman, Santos y Nieri la consideran como: “Una crisis vital y evolutiva, que produce un cambio psíquico, en la mujer y en el hombre que van a ser padres” (2011, p. 16). Esta crisis activa una serie de sensaciones, vivencias y emociones nuevas, que afectan al sistema familiar (Oiberman, 2005).

MATERNAJE

El concepto de maternaje difiere de el de maternidad, en que comprende al proceso psicoafectivo que se desarrolla e integra dentro de la maternidad. Por lo tanto, es posible aclarar, que esta sería una fase del desarrollo psicoafectivo de la mujer, y aquél, el conjunto de los procesos que se desarrollan en ella, cuando vive la maternidad (Oiberman, 2004).

MATERNALIZACIÓN

Recamier (1984) considera al proceso de maternalización, como un fenómeno del desarrollo psicobiológico de la mujer, el cual evoluciona en la experiencia psíquica inconsciente de su historia personal, subordinado a la identificación con su propia madre. No obstante, se sostiene que, en la maternidad, no siempre existirá un proceso de maternalización, debido a que, muchas veces, puede ser interferido por los mecanismos defensivos, propios de la estructura de personalidad de la mujer y, no necesariamente, se desarrollará en la primera maternidad. También aclara, que este proceso psicobiológico -amor maternal- es ambivalente, ambiguo y complejo, y se refleja en las etapas evolutivas del bebé dentro de la realidad psíquica de su madre.

Esto último, afirma que el amor maternal no es un sentimiento puro e ideal ni, mucho menos, simple y carente de conflictos, pues presenta una estrecha relación entre el amor, la agresividad, el investimento y el reconocimiento del otro, como también, la confusión con él (Fiszelew y Oiberman, 1995).

Esta idea se contrapone a la posición de Freud (1905), cuando considera el amor maternal como el único sentimiento no ambivalente. La madre adquiere una importancia única, inalterable y permanente con el objeto de amor más importante dentro de su vida psicoafectiva y, a la vez, determinará sus posteriores relaciones amorosas. Esta idea no es compartida por Winnicott, quien alega la ambivalencia del sentimiento maternal en los primeros meses de vida del niño: “En fin, ese resentimiento de fondo puede resonar más fuerte, cuando la madre es, para su bebé, la persona que siente, no sin razón, el gran poder de vida o muerte sobre el otro” (Winnicott, 1984: 43).

Bibliografía

Cabezas, A. (2011). La reactivación de abuso sexual infantil en la maternidad. Psicoanálisis XXIII, 59-67.

 Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.es/

Comentarios

Entradas populares

TRASTORNO DE DOLOR GÉNITO-PÉLVICO/PENETRACIÓN

Psicologavecindariomariajesus TDHA: SIGNOS DE ALERTA DEL TDAH EN PREESCOLARES

Psicóloga Vecindario EXCLUSIÓN SOCIAL Características