Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario HABILIDADES SOCIALES: Técnica del banco de niebla

 

Técnica del banco de niebla

En esta ocasión, la técnica se utiliza para reaccionar ante críticas que se han hecho con mala intención y cuyo objetivo es hacernos sentir mal, crearnos un sentimiento de culpa, de inseguridad y provocar nuestra ira.

La base de esta técnica es no responder impulsivamente negando la crítica o contraatacando con otra ya que es lo que nuestro interlocutor está buscando. Tenemos que convertirnos en un banco de niebla. La persona que ha formulado la crítica no puede ver a través nuestro, no ofrecemos resistencia, puede arrojarnos objetos sin que nos afecte, no contra atacamos ni devolvemos el golpe. Haga lo que haga, la niebla no se altera.

Hay que tener en cuenta que con esta técnica no vamos a conseguir que la otra persona se comporte de manera más respetuosa, sólo que no nos afecte. Es especialmente útil para aquellas personas que se bloquean o no saben responder a tiempo, para salir del paso de aquellas situaciones en las que nos atacan de manera espontánea o cuando necesitamos una respuesta rápida que nos permita desahogarnos sin entrar en conflicto.

Es una técnica que desarma a nuestro interlocutor ya que establece una barrera entre el manipulador y su víctima. La persona que ataca se queda bloqueada, sin argumentos igual que se sentiría si quisiera hacer desaparecer un banco de niebla gritando o arrojando objetos. Es aconsejable utilizarla con personas que no pertenecen a nuestro entorno más cercano.

La técnica del banco de niebla tiene cuatro formas posibles:

  1. Admitir la posibilidad de que haya algo de verdad en la crítica.
  2. Entender o comprender la crítica.
  3. Responder con una frase relacionada con el objeto de crítica pero que no tenga nada que ver.
  4. Negar la crítica.

EJEMPLO 1: ADMITIR LA POSIBILIDAD DE QUE HAYA ALGO DE VERDAD EN LA CRÍTICA

Comentario:

¡No te había reconocido, como cambias cuando no vas maquillada….!

Respuesta:

“Si, es verdad, cambio mucho cuando no voy maquillada”.

Comentario:

"Si te vieran ahora en la oficina…..!"

Respuesta:

“Tienes razón, si me vieran ahora”.

Comentario:

"¡Y esos pantalones tan arrugados…., no sabía que eras tan desastre…!"

Respuesta:

“Cierto, están muy arrugados ¿verdad? Que desastre”.

Comentario:

"¡Qué calamidad, quien iba a decirlo….!"

Respuesta:

“Es verdad, es una calamidad el aspecto que tengo hoy”.

Comentario:

"¡Al menos podrías haberte lavado el pelo, se nota que está sucio..!"

Respuesta:

“Tienes razón. Me lo podría haber lavado y llevarlo mucho más limpio”.

Comentario:

"¡Si me estas tomando el pelo te advierto que no me afecta eh!"

Respuesta:

“Tienes razón, si te estoy tomando el pelo no te afecta”.

Nota: 

Esta técnica es únicamente para aquellos casos en los que creas que la crítica tiene algo de verdad. En caso de no estar de acuerdo con la crítica debes utilizar la técnica número 4.

EJEMPLO 2: ENTENDER O COMPRENDER LA CRÍTICA

Comentario:

"¡Qué reloj tan horrible llevas"

Posibles respuestas:

Entiendo que te parezca horrible.

Comprendo que no te guste.

Entiendo que lo veas así.

Con esta técnica el atacante se queda desconcertado por tres motivos:

  1. Recibe una respuesta que no puede entender de forma automática, necesita un momento para procesarla.
  2. No espera que te muestres de acuerdo con su crítica ya que lo que pretende es producirte malestar.
  3. Responder “Entiendo que no te guste o comprendo que te parezca horrible" es una respuesta ambigua que puede significar: 
    • Entiendo que no te guste porque no te enteras, no estás a la moda, no entiendes el concepto...
    • Entiendo que no te guste porque es realmente horrible, pero lo llevo porque me da la gana y no me afecta en absoluto tu opinión.

EJEMPLO 3: RESPONDER CON UNA FRASE RELACIONADA CON EL OBJETO DE LA CRÍTICA SIN QUE TENGA NADA QUE VER

Comentario:

"¡Qué reloj tan horrible llevas"

Posibles respuestas:

Lo llevo puesto

Lo llevo en la muñeca

Me dice la hora

Tiene la correa metálica

Nota: 

La respuesta a la crítica debe estar relacionada con el objeto. No serviría por ejemplo contestar algo similar a “qué bonita es la primavera".

EJEMPLO 4: NEGAR LA CRÍTICA

Comentario:

"¡Qué reloj tan horrible llevas"

Posibles respuestas:

Entiendo que te parezca horrible, pero a mí me encanta.

Comprendo que a ti no te guste, pero a mí me chifla

Entiendo que lo encuentres horrible, pero yo lo veo precioso.

Nota: 

En este caso, negar la crítica sólo resultará útil si la frase comienza con algo similar a "comprendo que..." o "entiendo que..."

Como norma general se debe evitar:

  1. Negar la crítica.
  2. No decir marcas simplemente para justificar su valor.
  3. No contraatacar con otra crítica.
  4. No preguntar: ¿por qué?
  5. No decir: “y tú”
  6. No justificar: me resulta muy práctico, lo lleva todo el mundo, eres la primera persona que me dice que no le gusta…., es el reloj de moda…, etc.

Con todas las técnicas hay que tener en cuenta que lo que decimos de manera no verbal, es decir, lo que expresamos con nuestros gestos, nuestro cuerpo o nuestra cara, tiene que ser lo mismo que estamos expresando con palabras. Tiene que haber coherencia.

Muchas veces, las personas que nos atacan, nos elijen por la información no verbal que reciben como nuestra postura, nuestra expresión facial, el tono de nuestra voz y otras actitudes que indican inhibición. Una persona puede reaccionar ante una crítica explotando verbalmente y sin embargo esto no significa que esté más segura de sí misma sino todo lo contrario, es el estallido del débil que volverá a ser una víctima en cuanto se calme.

Nota: 

Esta técnica está concebida para reaccionar ante conflictos entre personas no ante conflictos físicos o legales.

EJEMPLO

Imaginemos la siguiente situación:

“Ana esta con un grupo de amigos en un restaurante famoso por la calidad de sus pescados, pero a ella el pescado no le gusta y prefiere pedir carne. Un amigo le llama la atención delante de todos y empieza a juzgar su comportamiento, insistiendo en que no puede entender cómo puede atreverse a pedir carne en un lugar así. Los demás guardan silencio”.

Pensamiento de Ana

"Ya está metiéndose conmigo. Le odio pero...¡qué agobio" lo mismo tiene razón y no me cuesta tanto trabajo pedir pescado. Mejor lo pido y que me deje en paz

Comportamiento de Ana:

No sabe qué decir, se pone nerviosa, acaba dándole la razón y pide pescado, aunque no le gusta y no lo disfruta.

Sentimientos de Ana:

Taquicardia, tensión, tristeza, rabia, complejo de inferioridad, resignación, ira contenida, odio.

Si analizamos ambos comportamientos veremos que:

El comportamiento de Luis no es asertivo sino agresivo porque:

  • No respeta los derechos de Ana juzgando lo que elije para comer.
  • No tiene en cuenta sus sentimientos y derechos.
  • Utiliza el comportamiento sumiso de Ana para autoafirmar su autoestima.

El comportamiento de Ana no es asertivo sino sumiso porque:

  • No se defiende ante el comportamiento inadecuado de Luis.
  • Permite que sea él quien decida por su vida.
  • Permite que le llame la atención delante de otras personas.
  • Permite que la infantilice como si fuera una niña.

Si eres una persona con problemas de asertividad parecidos a Ana tienes unas tareas que seguir:

  1. Revisa los derechos asertivos que aparecen en este programa.
  2. No hay ninguna razón objetiva para que tengas que hacer algo que no deseas hacer, siempre que respetes y no violes los derechos de otras personas con tu negativa.
  3. Ninguna persona tiene derecho a juzgar tu comportamiento y a decirte lo que debes o no debes hacer. Por tanto, NO LO PERMITAS.
  4. Lee detenidamente las pautas y técnicas asertivas que se exponen en los diferentes apartados.

Ahora observa, como aplica Ana la técnica del Banco de Niebla para afrontar asertivamente el comportamiento molesto de Luis.

EJEMPLO SUAVE APLICANDO LA TÉCNICA DEL BANCO DE NIEBLA

Comentario de Luis:

"¿Vas a pedir carne? No me lo puedo creer"

Respuesta de Ana:

"Comprendo que no te lo creas..."

Comentario de Luis:

"¿Cómo se te ocurre pedir carne aquí?"

Respuesta de Ana:

“Entiendo que pienses así"

Comentario de Luis:

"Eres la única que va a pedir carne"

Respuesta de Ana:

"Sí, es cierto, soy la única que va a pedir carne"

Comentario de Luis:

"Es increíble, con el pescado que tienen aquí, me pongo malo sólo de pensarlo"

Respuesta de Ana:

"Comprendo que te pongas malo sólo de pensarlo"

Comentario de Luis:

"¿Cómo puedes ser tan ridícula?"

Respuesta de Ana:

"Entiendo que te parezca ridícula"

EJEMPLO MÁS DURO APLICANDO LA TÉCNICA DEL BANCO DE NIEBLA

Comentario de Luis:

"¿Vas a pedir carne? No me lo puedo creer"

Respuesta de Ana:

"Me gusta más al horno que a la brasa"

Comentario de Luis:

"¿Cómo se te ocurre pedir carne aquí?"

Respuesta de Ana:

“La sirven en un plato redondo"

Comentario de Luis:

"Eres la única que va a pedir carne"

Respuesta de Ana:

"La tomaré con un poco de vino"

Comentario de Luis:

"Es increíble, con el pescado que tienen aquí, me pongo malo sólo de pensarlo"

Respuesta de Ana:

"Mejor unas verduras para acompañar"

Comentario de Luis:

"¿Cómo puedes ser tan ridícula?"

Respuesta de Ana:

"El solomillo es más tierno que el entrecot"


PSICÓLOGA EN VECINDARIO María Jesús Suárez Duque PEDIR CITA 630723090

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES Rasgos principales

ESCALA DE INADAPTACIÓN (Echeburúa y Corral, 1987b)

Psicóloga Vecindario PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES Diagnóstico diferencial con el TDAH