Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario MALTRATO INFANTIL ABUSO SEXUAL La traición en el abuso sexual



 Una relación sana con el mundo implica poder expresar abiertamente lo que sentimos y también estar dispuestos a que los demás lo hagan, permitiéndoles no estar de acuerdo con nosotros en todo lo expresado. Tristemente, esto no le sucede a quien ha sido víctima de abuso sexual en la infancia. El niño lastimado es hipersensible a la crítica y al rechazo social, y lo magnifica aun cuando solo exista del otro lado una simple diferencia de opinión.

La persona que fue traicionada se culpa por no haber previsto la traición y asume que pudo haberla evitado. De esta manera, quien fue traicionado, en ocasiones se lastima más a sí mismo de lo que lo hizo quien lo traicionó, reprochándose y culpándose por no haber anticipado las intenciones del otro.

A partir de ese momento, la persona que fue traicionada dudará profundamente de sí misma, de su percepción y de su capacidad intuitiva, por lo que es probable que generalice el pensamiento de que nadie es digno de confianza, pues todos terminarán por traicionarlo.

Es evidente que la traición ocurre en el abuso sexual infantil. Los sentimientos que se viven en la tercera etapa del abuso sexual representan solo una parte del daño generado.

Para el niño, el contacto sexual es terrible; sin embargo, lo es aún más el sentirse engañado, manipulado y extorsionado. El impacto de una traición de esta magnitud en la personalidad del niño es muy grande: la vuelve oscura y rígida.

Cuando se da el abuso sexual infantil, hay tres situaciones en las que se manifiesta la experiencia de haber sido traicionado en el menor:

• Falla de la estructura familiar para nutrir al menor antes del abuso sexual.

• La traición del abusador al llevar a cabo el contacto sexual con el menor.

• La falta de protección de su medio ambiente después del abuso.

Aunque ningún niño está totalmente libre de sufrir abuso sexual, en un ambiente familiar sano, en el cual los niños son respetados y tratados con compasión y cariño, rara vez se dará el abuso sexual infantil. El niño tiene más herramientas para identificar el problema, y si llega a suceder, podrá comunicarse abierta y directamente para expresar lo sucedido, con lo que logrará que el daño en su personalidad sea menor gracias al apoyo de sus padres.

En general, el hogar donde se presenta el abuso sexual infantil o donde se ignoran los síntomas secundarios que manifiesta cualquier víctima de abuso, representa un ambiente peligroso e impredecible para el menor. El niño no tiene la experiencia de lo que es vivir en un hogar nutricio y solidario, por lo que se siente indefenso y sin una figura de autoridad sana a quien acudir.

En la mayoría de los casos, el abuso sexual es precedido por una trampa. Se ofrecen ciertos privilegios y una relación íntima a un niño que tiene carencias emocionales, y este los recibe como la primera llovizna después de una etapa de sequía.

Cuando un niño proviene de una familia disfuncional, tiene una carencia emocional tan grande que no puede discernir si lo que está recibiendo de la otra persona lo nutrirá o lo lastimará, simplemente lo hace sentir mejor a corto plazo. Cuando el niño es víctima de abuso sexual, confirma la creencia de que no puede confiar en absolutamente nadie, y se siente aún más herido y solo dentro de su sistema familiar.


Psicóloga en Vecindario

MARÍA JESÚS SUÁREZ DUQUE

Tf 630723090

RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA INFANTIL, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA DE FAMILIA

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/  

Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario TERAPIA DE PAREJA Consecuencias psicológicas de la infertilidad