Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario ACTITUD: Recuerda que eres valioso porque eres tú

 

RECUERDA QUE ERES VALIOSO PORQUE ERES TÚ

 

¿Qué porcentaje de tu valor personal dejas en manos de otras personas, de sus opiniones, éxito material y otros factores externos? 

Probablemente el porcentaje es muy alto o, por lo menos, mucho más de lo que resulta saludable. La noción de que tenemos que hacer cosas específicas, producir ciertos resultados o lucir de una manera en particular para ser valiosos o amados, genera gran cantidad de sufrimiento en nuestra vida. Desde muy temprana edad casi todos hemos estado haciendo cualquier cosa necesaria para obtener la aprobación y el amor de quienes nos rodean. Todo comienza con nuestros padres, hermanos y familiares, y sucede desde que somos muy pequeños. Cuando nos convertimos en niños mayores o adolescentes, la situación se extiende a nuestros maestros, entrenadores y, especialmente, a nuestros amigos. Al llegar a la adultez, continúa expandiéndose y va incluyendo a colegas, clientes y a cualquier persona que consideremos fundamental para nuestro éxito en la vida.

Aunque de manera inherente no hay nada malo con desear el respeto y la admiración de quienes nos rodean, o lograr nuestras metas más importantes, a menudo le regalamos o cedemos nuestra fuerza –inconsciente inconscientemente– a la gente, a las circunstancias y a los resultados (o falta de estos) de nuestra vida.

Nuestro verdadero valor no tiene nada que ver con estos factores externos. En el nivel más profundo, somos valiosos como seres humanos sólo porque somos nosotros, no por lo que hacemos ni por nuestra apariencia, por lo que la gente piense de nosotros, ni por lo que producimos o logramos.

Parte de lo que provoca el sufrimiento y la inseguridad en la vida es que miramos fuera de nosotros para satisfacer nuestras necesidades.

Necesidades de Maslow:

 

1.    Necesidades fisiológicas. Respirar, hidratarse, alimentarse, descansar, protegerse y reproducirse.

2.    Necesidad de seguridad. Seguridad física y saludable, de empleo, de ingresos, recursos y seguridad moral.

3.    Necesidades sociales. Afecto, asociación, aceptación, intimidad sexual.

4.    Necesidades de reconocimiento. Reconocimiento, respeto, confianza, éxito.

5.    Necesidades de autorrealización. Moralidad, creatividad, espontaneidad, aceptación de hechos.

1. Certeza

2. Seguridad

3. Pertenencia/Valor

4. Amor

5. Conocimiento

6. Belleza

7. Espiritualidad

Debemos centrarnos en satisfacer nuestras necesidades y no cometer el error de esperar que la gente, los logros y las circunstancias externas lo hagan por mí. En resumen, estamos a salvo y seguros, somos valiosos, amados, reconocidos y hermosos, y estamos conectados espiritualmente tan sólo porque somos nosotros mismos. Eso es todo. No podemos ni ganar ni perder algo que ya nos pertenece de forma inherente.

Bibliografía

Robbinson, M. (s.f.). Nada cambia si tú no cambias.

PSICÓLOGA EN VECINDARIO 

MARÍA JESÚS SUÁREZ DUQUE

RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA INFANTIL, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA DE FAMILIA

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/

Comentarios

Entradas populares

ESCALA DE INADAPTACIÓN (Echeburúa y Corral, 1987b)

Psicóloga Vecindario PRIVACIÓN EMOCIONAL La privación emocional como esquema