Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO Trastornos por déficit de atención

TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO

Trastornos por déficit de Atención 


Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH)


Presenta, casi el 15 % de la población infanto-juvenil, según los últimos datos.


Existe consenso, en que “el TDAH es una condición o patrón de comportamiento inadaptado, de base neurobiológica, iniciado generalmente en la infancia, cuyos síntomas básicos son de carácter cognitivo-conductual: 


a)    Déficit de atención


Caracterizado por:


• Dificultades para mantener la atención en tareas.


• Dificultad para centrarse en una sola tarea de trabajo o estudio.


• No prestan atención suficiente a los detalles, incurriendo en errores en las tareas o trabajo.


• No siguen instrucciones y no finalizan las tareas o encargos.


• Parecen no escuchar.


• Dificultades para organizar, planificar, completar y/o ejecutar las tareas.


• Suelen evitar las tareas que implican un esfuerzo mental sostenido.


• Se distraen fácilmente por estímulos irrelevantes.


• A menudo, pierden objetos necesarios para las tareas.


Sí pueden poseer atención automática en actividades de su interés.


b)   Hiperactividad


• A menudo, abandonan su asiento.


• Mueven constantemente manos y pies.


• Corren o saltan en situaciones inapropiadas.


• Presentan dificultades para dedicarse tranquilamente a las diferentes actividades.


• Hablan en exceso.


• Siempre en movimiento, actúan “como impulsados por un motor


A modo de aclaración, la hiperactividad se reconoce cuando la actividad no presenta finalidad alguna.


c)    Impulsividad


• Responden de forma precipitada antes de que las preguntas se hayan formulado completamente.


• Dificultades para guardar turno.


• Interrumpen a otros y a otras.




Algunos de estos tres “síntomas” (atención, hiperactividad y/o impulsividad) estaban presenten antes de los 7 años de edad.


Algunas alteraciones o conductas tienen que haberse manifestado en dos o más ambientes (por ejemplo, en el centro y en el hogar), y deben existir pruebas claras de un deterioro significativo de la actividad escolar y social.


A estas tres manifestaciones o conductas básicas citadas, además, suelen asociarse o derivarse otras que interfieren en su desarrollo personal y social y en su adaptación a los requerimientos escolares. 


Pueden presentar dificultades:


a)    En el rendimiento académico: 


·         El déficit atencional y la impulsividad, cuando es de tipo cognitivo, fundamentalmente la lentitud en el procesamiento de la información, sobre todo, cuando es de tipo auditivo


·         Las dificultades en la planificación y la memoria de trabajo interfieren en el proceso de aprendizaje del alumno o alumna, ya que les cuesta mantener la


·         concentración, seleccionar los datos o estímulos relevantes para la ejecución de las tareas y finalizarlas. 


Estas características cognitivas pueden afectar en los aprendizajes instrumentales si no se establecen medidas educativas y la adecuada intervención


especializada.


b)   En sus relaciones sociales:


 El desconocimiento, la no comprensión del problema y el etiquetado social por parte de adultos y del grupo de compañeros y compañeras


inciden negativamente en sus relaciones interpersonales.


c)    En las habilidades sociales y en las funciones pragmáticas del lenguaje (comprender las intenciones comunicativas y sentimientos del interlocutor, ajustar su lenguaje a la situación comunicativa, etc.).


d) En el autocontrol emocional.


e) En la autoestima y el autoconcepto.




Para otorgar una visión más positiva de este Trastorno, señalamos que el alumno o alumna con TDAH suele presentar:


·         Mucha energía.


·         Una elevada creatividad.


·         Un cociente intelectual normal o elevado.


·         Una alta capacidad para poder hacer más cosas que el resto de compañeros y compañeras.


·         Puede trabajar con buen ritmo si se le sabe estimular adecuadamente.


Personalidades como Einstein o Ramón y Cajal, revisando su biografía, parece que pudieran sufrir TDAH.


Según el predominio de uno u otro síntoma, el DSM-IV-RV1 reconoce 3 “subtipos” de Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad:


·         Presentación combinada: Si se cumplen el Criterio A1 (inatención) y el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.


·         Presentación predominante con falta de atención: Si se cumple el Criterio (inatención) pero no se cumple el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.


·         Presentación predominante hiperactiva/impulsiva: Si se cumple el Criterio A2 y no el A1 durante los últimos 6 meses.




Tipo con predominio del déficit de atención


·         Tan sólo aparece el primer síntoma descrito (Déficit de Atención) en los 6 últimos meses.


·         Presentan un proceso cognitivo más lento de lo esperado para su edad y cociente intelectual.


·         Parece que están “en las nubes”. Suelen ser hipoactivos o hipoactivas y más auto-controlados o auto-controladas en las relaciones sociales, por lo que es menos frecuente que presenten a la larga Trastorno Negativista y Desafiante. 


·         Actualmente, existen escasos diagnósticos de este tipo, y es superior en el sexo femenino.


Tipo con predominio hiperactivo-impulsivo


·         Tan sólo aparecen síntomas de hiperactividad y/o impulsividad, sin que existan signos de falta de atención, en los 6 últimos meses.


·         Se diagnostican más varones con esta sintomatología y los problemas escolares, sobre todo, a nivel relacional son más abundantes. 


·         La hiperactividad disminuye con la edad, y puede permanecer en forma de “sentimiento subjetivo de inquietud”.


·         Cuando la impulsividad es un síntoma predominante, es más vulnerable a manifestar conductas agresivas.


Tipo combinado 


Predominan síntomas, tanto de atención como de hiperactividad e impulsividad. 


Los resultados académicos de estos alumnos y alumnas son muy deficitarios, y sus interacciones sociales están marcadas por la falta de control y su inestabilidad emocional. 


Existen mayores probabilidades de continuar con este Trastorno en la edad adulta y/o derivar en Trastorno Negativista y Desafiante o Trastorno Disocial.

Psicóloga en Vecindario

MARÍA JESÚS SUÁREZ DUQUE

Tf 630723090

RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA INFANTIL, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA DE FAMILIA

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/   

Comentarios

Entradas populares

psicologa vecindario FACTORES QUE AFECTAN AL BIENESTAR

Psicóloga Vecindario TRASTORNO BIPOLAR