Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario ABUSO SEXUAL Consecuencias neurobiológicas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

Atención psicológica a víctimas de maltrato y abuso sexual infantil

PEDIR CITA


Consecuencias neurobiológicas del abuso sexual infantil

 

   Los resultados obtenidos tras la revisión sistemática realizada por Pereda & Gallardo-Pujol (2011) en la que incluyeron 34 estudios sobre consecuencias  neurobiológicas del abuso sexual infantil permite concluir que en un gran número de víctimas se ven afectadas por alteraciones neuroendocrinas, estructurales, funcionales y neuropsicológicas. Como constatan los diversos trabajos publicados al respecto, la vivencia de una experiencia fuertemente estresante, como es el abuso sexual en la infancia, en un período de alta plasticidad neuronal, provoca disregulaciones en el desarrollo neurofisiológico cerebral y un fracaso en la capacidad de retorno del individuo a la normalidad fisiológica o alostasis, lo cual a su vez parece conllevar problemas de relación, disregulación del estado de ánimo y de la conducta, así como múltiples problemas sociales y emocionales. 

      Como constatan los diversos trabajos publicados al respecto, la vivencia de una experiencia fuertemente estresante, como es el abuso sexual en la infancia, en un período de alta plasticidad neuronal, provoca disregulaciones en el desarrollo neurofisiológico cerebral y un fracaso en la capacidad de retorno del individuo a la normalidad fisiológica o alostasis, lo cual a su vez parece conllevar problemas de relación, disregulación del estado de ánimo y de la conducta, así como múltiples problemas sociales y emocionales

   El abuso sexual puede comportar disfunciones y lesiones duraderas en el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, y esto puede implicar dificultades en la víctima para autorregular sus estados afectivos y controlar su propia conducta. Los estudios confirman la existencia de una relación entre la experiencia de estrés infantil y la sensibilización de este sistema que, especialmente con la vivencia de otros estresores en la edad adulta, conduce a una mayor vulnerabilidad en el desarrollo de síntomas depresivos, ansiedad y otras anormalidades fisiológicas, tales como irregularidades en la cantidad de cortisol secretado y un menor volumen del hipocampo. Sin embargo, la afectación causada por las experiencias violentas en la infancia no se limita sólo al hipocampo, además, se han observado disfunciones en otras estructuras como el núcleo cingulado anterior o el núcleo caudado, y que muestran que la vulnerabilidad ante el estrés en la infancia se extiende a diversas estructuras cerebrales

   Siguiendo a Meaney et al, el maltrato infantil, y dentro de éste la experiencia de abuso sexual, comporta para la víctima una reprogramación o adaptación al medio violento de diversos sistemas cerebrales que, si bien inicialmente pueden ayudarla a autoprotegerse, a largo plazo se convierten en problemáticas para su correcto desarrollo e integración. Más en concreto, parece que la ocurrencia de este tipo de acontecimientos traumáticos durante ventanas específicas del desarrollo afecta a los patrones de metilación de algunos genes relacionados con la respuesta al estrés. Este fenómeno, conocido como regulación epigenética, podría ser parte de la explicación de los mecanismos psicobiológicos de resiliencia frente a episodios traumáticos.     

   Otros autores han investigado la capacidad de resiliencia que pueden conferir algunas variantes genéticas del gen de la monoaminooxidasa A o del transportador de la serotonina frente al maltrato infantil o a los acontecimientos vitales estresantes. Una de las claves de esta resiliencia psicobiológica parece que sería la plasticidad cerebral, y de ahí la importancia de los efectos del maltrato durante el desarrollo. Así, el estudio de las interacciones de genotipo y ambiente puede ofrecer una prometedora respuesta para explicar estas diferencias individuales respecto a la vulnerabilidad frente a la psicopatología. 

Bibliiografía

Kaufman J, Plotsky PM, Nemeroff CB, et al. Effects of early adverse expe- riences on brain structure and function: clinical implications. Biol Psychiatry. 2000;48:778–90. 

Putnam FW. The impact of trauma on child development. Juv Fam Court J. 2006;57:1–11. 

Meewisse ML, Reitsma JB, de Vries GJ, et al. Cortisol and post-traumatic stress disorder in adults: systematic review and meta-analysis. Br J Psychiatry. 2007;191:387–92. 

Yehuda R. Current status of cortisol findings in post-traumatic stress disorder. Psychiatry Clin North Am. 2002;25:341–68. 

Heim C, Nemeroff CB. The impact of early adverse experiences on brain sys- tems involved in the pathophysiology of anxiety and affective disorders. Biol Psychiatry. 1999;46:1509–22. 

Nemeroff CB, Vale WW. The neurobiology of depression: inroads to treatment and new drug discovery. J Clin Psychiatry. 2005;66 Suppl 7:5–11. 

Cohen RA, GrieveS, HothKF,etal.Earlylifestressandmorphometryoftheadult anterior cingulate cortex and caudate nuclei. Biol Psychiatry. 2006;59:975–82. 

Meaney MJ, Szyf M, Seckl JR. Epigenetic mechanisms of perinatal program- ming of hypothalamic-pituitary-adrenal function and health. Trends Mol Med. 2007;13:269–77. 

N. Pereda, D. Gallardo-Pujol. Revisión sistemática de las consecuencias neurobiológicas del abuso sexual infantil. Gac Sanit. 2011;25(3):233–239 

 


  Psicóloga en Vecindario

María Jesús Suárez Duque


Psicóloga infantil, adolescentes, adultos y mayores

Terapia de pareja

Terapia de familia


Tf 630723090


RESERVA ONLINE👍 

PSICÓLOGA ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Psicóloga María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.com/   

 

Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES Rasgos principales

ESCALA DE INADAPTACIÓN (Echeburúa y Corral, 1987b)

Psicóloga Vecindario PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES Diagnóstico diferencial con el TDAH