Ir al contenido principal

Psicóloga Vecindario ADICCIONES: Orientación a padres con hijo con Trastorno de adicción

 


ORIENTACIÓN A PADRES CON UN HIJO CON TRASTORNO DE ADICCIÓN (cannabis, cocaína, ludopatía, ansiolíticos e hipnóticos, internet…)


1.   
Ante la sospecha de que un hijo menor de edad se está iniciando en algún tipo de adicción 

 

·      Crear un clima de confianza (mostrarnos cercanos, comunicativos, afectuosos, empáticos…)

·      Centrarnos en reforzar las conductas adecuadas realizadas en el día a día y cuando la oportunidad sea la propicia de la forma más natural y espontánea posible expresarles nuestro orgullo por sus logros educativos, deportivos, su sensibilidad…

·      Expresar nuestros sentimientos de preocupación ante cualquier comportamiento que nos preocupe, pero no insistir ni agobiarlo sobre la necesidad de conocer. Debemos crear un clima de confianza para expresarle nuestra preocupación sobre sus posibles hábitos adictivos.

·      Tras crear un clima de confianza, si confirma que nuestra sospecha es correcta, lo más correcto es animarle a solicitar ayuda a un psicólogo. Éste es el momento clave en que los padres necesitan actuar con mucho tacto para que sin presión su hijo acceda a acudir a un psicólogo.

·      Si se niega a recibir ayuda psicológica, no caer en la trampa de que él sólo lo va a dejar, que su consumo es mínimo, que lo tiene controlado…En este momento hay que ponerse firme y dependiendo de si es mayor o menor de edad, si convive con nosotros o no…lo conveniente es que los padres soliciten asesoramiento o ayuda psicológica para seguir las pautas adecuadas según el caso. Entre más se demore la actuación, más oportunidades tendrá su hijo de continuar con esas conductas y mayor probabilidad habrá de que el inicio de ese hábito se traduzca en adicción.

·      Dependiendo del tipo de adicción los padres disponen de asociaciones donde puede encontrar apoyo, asesoramiento y compartir experiencias con otros padres en la misma situación.

2.   Lo que los padres nunca deben hacer

·      Dar sermones

·      Hacer 

·      dado todo, no nos merecemos esto”

·      Su hijo en este momento es incapaz de gestionar la frustración que le generará este tipo de actuaciones. El resultado podría ser contrario al esperado.

3.   Tipos de actuaciones contraproducentes más comunes realizadas por los padres de hijos con adicciones 

·      Los padres suelen hacerse cargo de las consecuencias de la adicción de su hijo de diversas maneras según el tipo de adicción: pagar la multa por consumo de cannabis en la vía pública, pagarles deudas por consumo de sustancia o por juego, reparar los comparaciones

·      Exponer sus expectativas sobre lo que esperaban de él

·      Realizar acusaciones directas

·      Victimizarse haciéndole sentir culpable con expresiones como: “te lo hemos daños causados a otras personas…

·      No dejamos que nuestro hijo asuma sus responsabilidades. Si no dejamos que nuestro hijo asuma sus responsabilidades, no le estaremos ayudando. No podemos permitir que el amor que sentimos hacia nuestros hijos, por muy doloroso que sea, impida que nuestro hijo aprenda que nuestras decisiones tienen consecuencias que hay que asumir y afrontar. Tanto los seres humanos como los animales aprendemos a realizar o evitar una conducta en función de las consecuencias.

4.   En caso de que nuestro hijo sea mayor de edad

·      En este caso la situación suele ser más desesperante. Lo recomendable es tener paciencia, se tratará de un proceso bastante complicado en el cual habrá altos y bajos. Las recaídas suelen ser probables. En caso de recaída hay que actuar tal como se ha indicado en los apartados anteriores

·      En caso de que su hijo se niegue a tratar su adicción no podrás hacer nada más que esperar a que esté dispuesto a recibir ayuda. La insistencia constante y la persecución que se suele hacer en estos casos por parte de los padres no servirá de nada. No se puede ayudar a una persona adulta que no quiere ser ayudada. 

·      Hay que tener en cuenta no presionar o insistir constantemente en que ha de recibir ayuda psicológica dado que estas personas suelen utilizar la manipulación de diversas formas según cada situación en particular para lograr satisfacer sus propios intereses. La petición de ayuda psicológica debe ser por parte de su hijo desde la convicción de que quiere recuperarse.Es muy frecuente encontrarnos con personas que acuden a consulta con una única finalidad: bien que sus padres les ayuden o asuman alguna de sus responsabilidades (pagar su deuda…) o bien obtener apoyo económico en un momento en que se ha quedado sin recursos para continuar con su adicción. Una vez logrado satisfacer sus intereses, vuelven a la adicción convirtiéndose en un ciclo vicioso: “continúan su adicción y sus padres asumen responsabilidades y apoyo económico. Todo ello, acompañado de un progresivo desgaste psicológico y físico que irá en detrimento de la salud psíquica y física, de su vida social (aislamiento social) e incluso afectando a su ámbito laboral y económico. 

·      Los padres sólo podrán actuar como facilitadores siguiendo las pautas sugeridas por un psicólogo según cada caso en particular para que su hijo de forma voluntaria solicite recibir ayuda psicológica. Asimismo, el psicólogo proporcionará ayuda a los padres para que puedan continuar con sus vidas sin olvidarse de ellos mismos, mantenerse fuertes para poder tomar las decisiones más oportunas según el caso.

·      Ante agresiones, robos o cualquier otra conducta desadaptativa debemos mantenernos firmes, no dejarnos intimidar. Sobre todo, no mantener silencio y convertirnos en víctimas atemorizados dentro de nuestra propia casa. No podemos permitir que nos traten de forma irrespetuosa dejándole claro en todo momento que somos la autoridad del hogar. Los padres no deben ceder nunca a sus chantaje. Hay que hacerles entender desde el primer momento que “no” en “no”. En estos momentos es adecuado ponerse en contacto con el psicólogo y en su caso con la policía si fuera necesario. No es aconsejable ocultar los conflictos ni silenciarlos ya que suele ser una mala decisión. Si los padres queremos ayudar a nuestros hijos debemos enseñarles dónde están los límites.

·      Los padres tampoco deben permitir que sus hijos los culpabilice de su adicción. En este caso, su hijo sólo estaría buscando un culpable externo. Con ayuda del psicólogo los padres aprenderán a priorizar, a respetarse y quererse para evitar sentirse culpables por lo que su hijo está haciendo. 

·      En caso de negar su enfermedad y la necesidad de recibir ayuda por muy duro y difícil que sea, los padres no pueden hacer nada más que dejarlo para que por sí solo aprenda de las consecuencias derivadas de sus decisiones. Se trata de un proceso que debe vivir solo. Pisar fondo puede ayudarle a despertar y dar un nuevo sentido a la vida.

·      En caso de que su hijo continúe con la adicción y no quiera recibir ayuda antes de echarlo de casa es recomendable que según la situación (tipo de adicción…) reciban los padres asesoramiento psicológico, social y jurídico. En todo caso, es una decisión que ha de asumir cada padre sin sentirse culpable.

·      En el peor de los casos, cuando su hijo ha recibido terapia y aun así no ha logrado dejar la adicción lo más adecuado sería plantearse el ingreso. El ingreso en general ha de ser voluntario salvo en algunos casos extremos y justificados.

RESERVA ONLINE👍 

ATENCIÓN PSICOLÓGICA A NIÑOS, ADOLESCENTES, ADULTOS Y MAYORES 

ONLINE Y PRESENCIAL 

 

 

Atención psicológica en problemas de: 

Atención psicológica en:

 Atención psicológica en otros trastornos:

 

Precio 60 euros

Duración 1 hora

Pedir cita: 

Consultas

 

Centro de Psicología María Jesús Suárez Duque

C/ Tunte,6 Vecindario (Frente al Centro Comercial Atlántico, a la derecha de la oficina de correos)

Pedir cita: 630723090

https://www.psicologavecindariomariajesus.es/

 

Comentarios

Entradas populares

Psicóloga Vecindario DEPRESIÓN Componentes activos de la terapia para la depresión